Ajo y agua

Ajo y agua

Después del difícil proceso post Cristiano Ronaldo experimentado por el madridismo, los merengues necesitan regresar a las bases con tal de recuperar cuanto antes el trono de grandeza que ostenta y que al menos en lo que resta del semestre tendrá que ver desde lejos, tras el dominio del Barcelona

Es imposible tapar el sol con un dedo, y mucho menos cuando se trata de un equipo tan grande como el Real Madrid, que el domingo sufrió otra desilusión, al caer en su visita al Rayo Vallecano del técnico Paco Jémez, que lucha por la permanencia.

El delantero Karim Benzema causó baja durante la previa, debido a una lesión muscular, y el conjunto merengue lo pagó caro, sin que Gareth Bale pudiera hacer algo para evitar la décima derrota del Real Madrid en esta edición de la Liga española.

Para mejorar y crecer se debe ser autocrítico, como lo fue el mismísimo Zinedine Zidane, abiertamente molesto por la actuación de sus jugadores, cuando salió a dar la cara ante los medios de comunicación para ofrecer disculpas a los aficionados.

Será difícil, si no es que casi imposible, que Real Madrid vuelva a firmar una temporada como esta, en muchos años. Y para ello es importante la labor que realiza el técnico francés en su regreso -no hay que olvidarlo- al campeón de la Champions League durante las tres últimas ediciones. Así de grande es el Real Madrid.

Ahora, las decisiones sobre contrataciones y renovaciones se hacen en conjunto, a la par entre directiva y cuerpo técnico. En ellas, sin duda, se valorará el futuro de Bale, llamado a ser el remplazo natural de Cristiano Ronaldo, cuando fue fichado en septiembre de 2013, por poco más de 100 millones de euros, lo que entonces representó toda una marca, como el fichaje más caro en la historia.

Ese ha sido uno de los mayores logros de Florentino Pérez como presidente del equipo, sin embargo, las lesiones del galés han sido una constante, incluso más que sus goles decisivos.

Son 19 las lesiones que el delantero ha sufrido en poco más de cinco años, algo que evidentemente ha mermado su desempeño, como se mostró ayer en Vallecas, donde, además, hay que mencionar, no hubo un jugador de peso, como Benzema, para acompañarlo en el ataque.

Todo indica que Bale será la moneda de cambio para fichar al danés Christian Eriksen, quien al igual que el galés llegaría al Santiago Bernabéu proveniente del Tottenham.

Al menos ya no está en riesgo la participación del Real Madrid en la próxima Champions League, gracias a las derrotas que también sufrieron Getafe, Sevilla y Valencia.

Será una gran oportunidad, y un escenario ideal, para demostrar su grandeza, regresar más fuerte que nunca, y recuperar la corona de Europa.

Con el título de la Liga española ya en manos del Barcelona, ahora todo se resume a cerrar dignamente la temporada, con la cabeza en alto, durante las tres últimas fechas, frente al Villarreal, la Real Sociedad, de Héctor Moreno; y el Real Betis, de Andrés Guardado y Diego Lainez.

Después vendrá la reestructuración y la puesta a punto para el regreso triunfal a la Liga de España y a la Champions League.

SIN NOVEDADES EN LA LIGA MX

Como se veían las cosas, las verdad es que la Liguilla del Torneo Clausura 2019 pinta tal y como se había cantado, toda vez que hubo equipos que nunca alcanzaron la regularidad deseada y se quedaron en el camino, a diferencia de otros, como el León, que sin duda fue el equipo que se robó la temporada regular y se clasificó a la Liguilla en la posición de honor, seguido de Tigres, Monterrey, Cruz Azul, Pachuca, Necaxa y América.

Así las cosas, para la última fecha del torneo regular sólo queda un boleto en disputa, y estará en juego en el partido entre Xolos de Tijuana y el Puebla. Lo verdaderamente atractivo en esta jornada será conocer cómo quedan las series de cuartos de final, que darán inicio a la Liguilla, sin duda la etapa más interesante de nuestro torneo, ya que se juega a matar o morir, además de que, como siempre se ha dicho, se trata de otro torneo, donde los contendientes empiezan de cero, y aunque unos se muestran más fuertes que otros, todo puede pasar en esta fase.

En fin, mi deseo es que gane el mejor, el que desarrolle el futbol más atractivo, el que se brinde al máximo en la cancha y se gane el reconocimiento de la afición.

¡Que te lo digo yo!

COLUMNAS ANTERIORES
<