Ajo y Agua

Ajo y Agua

Messi, justo ganador

La lógica se impuso, al ser una distinción individual; molestó a los altos mandos de FIFA la ausencia de Cristiano Ronaldo, al extremo de que ni siquiera lo citaron al mencionar a la terna finalista en la votación

Estoy contento, una vez más, de ser partícipe en un evento de talla mundial gracias a la invitación que me ha hecho la FIFA para estar presente, de nueva cuenta, en estos grandes momentos donde se reconoce a los mejores jugadores de la temporada con una gala que desde hace varios años inició con la entrega del premio The Best. En especial debo mencionar que el propio presidente de la FIFA, Gianni Infantino, tuvo el detalle de darnos la bienvenida a mi esposa Isabel y a mí en la entrada de la Scala de Milán, que es un espectacular escenario.

También he sido participe en la votación de estos jugadores galardonados, aunque obviamente no mencionaré los nombres de los que voté, y los que salieron ganadores son justos triunfadores, además de protagonistas de la gala celebrada anoche en Milán, donde el argentino Lionel Messi y la estadounidense Megan Rapinoe brillaron con luz propia, al ser elegidos como el mejor y la mejor jugadora del año.

Durante el evento, desde la llegada, tuve oportunidad de saludar y conversar con personalidades del futbol mundial, como Fabio Capello, Sergio Goychochea, Sebastián Verón, y saludé al presidente del Real Madrid, Florentino Flores, así como a mi amigo Emilio Butragueño. También estuvimos mi esposa y yo charlando con Santiago Solari y su esposa, ya que fuimos vecinos de asientos.

Y ya entrando en los reconocimientos, en el caso de Messi la lógica se impuso, sobre todo si remarcamos que se trata de una distinción individual. En conjunto, el argentino sólo conquistó la Liga española, sin embargo, mención aparte se merecen los 36 goles que anotó la temporada pasada y que lo llevaron a conquistar el Pichichi y la Bota de Oro como el mejor goleador de toda Europa en la temporada.

Quizá por eso no pudimos ver en la ceremonia a Cristiano Ronaldo, vigente campeón de Europa con la Selección de Portugal. No fue del agrado su ausencia, a tal grado que cuando nombraron supuestamente a los tres candidatos para ganar el preciado reconocimiento, mencionaron a Van Dijk y a Messi, pero a Cristiano no lo citaron. Esto es una muestra inequívoca del malestar que hubo en la FIFA por la no presencia del portugués.

A las puertas de la gloria se quedó el holandés Virgil van Dijk, defensor del Liverpool y campeón de la Champions League, además de ser pieza clave en el regreso de su selección nacional a la elite europea, tras quedarse fuera de la Eurocopa de Francia 2016 y el Mundial de Rusia 2018.

Aun así, la elección al ganador del premio The Best estaba en el aire horas antes de la ceremonia, pues existía la posibilidad de que Messi se viera afectado por las críticas que lanzó tras su eliminación con Argentina, en la pasada Copa América de Brasil 2019, en las que cuestionó a la Conmebol y a los propios árbitros de estar a favor del combinado anfitrión, que a la postre resultó campeón.

Cabe recordar que el reglamento del premio The Best indica que el jugador debe cumplir con un comportamiento ejemplar dentro y fuera de las canchas.

Es cierto que Messi se dejó llevar por el enojo y la frustración que lo han embargado durante su carrera con la Selección Argentina, pero como ayer dijo la estadounidense Megan Rapinoe, tras recibir el premio a la mejor jugadora del año: Si queremos cambiar el mundo, todos debemos alzar la voz, como en repetidas ocasiones lo he hecho para denunciar malos manejos y malas decisiones en el futbol mexicano.

Ahora bien, el caso de Rapinoe es digno de aplaudir, pues tiene el valor suficiente para incluso enfrentarse al presidente de una de las naciones más poderosas del mundo.

Defendió no sólo sus ideales, sino el de miles de mujeres que pelean por un trato equitativo en todo el mundo. Producto de su lucha, apoyada por Infantino, Irán garantizó a la FIFA que permitirá el libre acceso de mujeres al partido de clasificación al Mundial de Qatar 2022, que su selección nacional disputará como local en noviembre.

En cuanto a lo grupal, me dio enorme gusto ver cómo cuatro jugadores del Real Madrid fueron incluidos en el once ideal de la UEFA: los defensores Sergio Ramos y Marcelo Viera, el delantero Eden Hazard y el volante Luka Modric y, por supuesto, me dio más gusto todavía saludarlos y felicitarlos después del evento, excepto a Marcelo, con quien ya no coincidí entre la multitud de personalidades.

Los ya mencionados del Real Madrid, junto a los jugadores del Barcelona, Lionel Messi y Frenkie De Jong, habla de que el futbol español sigue siendo el mejor del mundo, desde hace ya 10 años.

¡Que te lo digo!

 

COLUMNAS ANTERIORES
<