Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Gana o gana

Cruz Azul es uno de los equipos sin triunfo en este arranque de torneo, pero sin excusas ni pretextos hoy debe obtener su primera victoria al recibir a los Bravos de Ciudad Juárez, que perdieron en sus dos salidas anteriores.

Pedro Caixinha lo sabe perfectamente bien, su equipo está obligadísimo a ganar hoy en el Azteca porque además de dejar muy mala imagen contra el Querétaro, ya se empezó a hablar sobre una posible salida de Caixinha, así que la única forma de ponerle fin a todos esos rumores es vencer, de una vez por todas, a los de Ciudad Juárez.

Gabriel Caballero, técnico de Bravos, también llega con mucha necesidad porque tres derrotas en tres salidas hablaría de un equipo que sólo en casa será capaz de sumar puntos y un cheque al portador cuando vaya de visita. Los fronterizos tendrán que hacer un partido muy inteligente, sin errores, para jugar con la presión de Cruz Azul y pescar, por lo menos, un puntito en el Azteca.

Otro equipo en una situación muy similar a la del Cruz Azul es el Pachuca. Los Tuzos tampoco han ganado y esta tarde tienen que salir a matarse en busca de los tres puntos, aunque no la tendrán tan fácil porque los Gallos andan muy bravos, sobre todo después de ganarle 3-0 al Cruz Azul. Martín Palermo está en serios problemas y sólo una victoria le daría algo de calma.

El campeón Tigres ya quiere atacar la cima y lo haría si consigue su tercer triunfo del torneo; Necaxa viene de golear al Veracruz, pero meterse al Volcán es otra cosa y Guillermo Vázquez lo sabe.

Para cerrar la jornada sabatina, nada mejor que ver a las Chivas. Tomás Boy habla maravillas de su equipo y todos estamos a la expectativa de ver a ese fabuloso equipo que tanto presume el “Jefe”; sólo habrá que decirle: ¡aguas con el San Luis!

ANOCHE. Segunda derrota al hilo de los Pumas, lo cual ya es para preocupar después de un buen inicio con dos triunfos. Quiero pensar que Veracruz pagará los platos rotos la próxima jornada. El que ya se recuperó es Monterrey, y del Veracruz ya mejor ni hablamos porque sabíamos que de nada le servía resucitar.

salvador@esto.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES
<