Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Título en juego

Otra vez la MLS y la Liga MX frente a frente, como si fuera una pelea de gallos. Y en realidad están los dos más gallos de cada Liga. Atlanta United fue campeón con el “Tata” Martino y el América venció a Tigres en el Campeón de Campeones para citarse esta noche en el impresionante estadio Mercedes Benz, sede del pasado Super Bowl. La supremacía mexicana ha quedado muy clara. La MLS ha hecho un esfuerzo enorme por arrebatarle el protagonismo a la Liga MX, pero ni en la Concachampions ha conseguido ese objetivo. La Leagues Cup también está en marcha en semifinales hay tres equipos mexicanos y sólo un estadounidense que es el caso del Galaxy, próximo rival del Cruz Azul.

Al no haber Copa Libertadores, se generó una actividad muy interesante contra la MLS, a la que le viene muy bien en lo deportivo enfrentar a rivales mexicanos, a los que futbolísticamente no les conviene tanto, pero la parte económica debe ser lo más atractivo como inventar la Campeones Cup, que esta noche vivirá su segunda edición.

Ya Tigres despachó en su momento a Toronto hace un año, ahora América tendrá que hacer lo propio frente Atlanta para evitar que los clubes de Estados Unidos empiecen a ganar terreno, algo que seguramente sucederá en su momento como pasó a nivel selecciones nacionales. Sin embargo, y pese a tantas bajas, América llega bien como para quedarse con el título.

Desde luego que el Atlanta United tiene la ventaja de estar en casa y eso buscarán aprovecharlo. Este tipo de partidos al igual que la Leagues Cup siempre se jugarán en territorio americano por el peso de los billetes verdes y la gran respuesta que siempre hay de los aficionados mexicanos. Suerte al América, un título que significa mucho para Miguel Herrera, quien quiere dejar huella en Coapa como el técnico más ganador del América.

OCHOA, UN BOMBAZO

Lo que se vio ayer en el aeropuerto sólo habla del poder de atracción que puede tener un ídolo del americanismo. Memo Ochoa volvió y fue recibido como un héroe por cientos de aficionados azulcremas que sintieron su salida hace ocho años y saben que no había mejor opción que él. Bienvenido.

COLUMNAS ANTERIORES
<