Como director opino ESTO

Mexico, 2017-04-21 11:50:18 | Salvador Aguilera

Muy rápido se tuvieron que olvidar las Chivas de sus festejos y de su título en la Copa MX, porque de inmediato se le vino la Liga y existe la opción de tomar una vez más el liderato. Todo dependerá de lo que pase esta noche en Tijuana, en donde se dará un agarrón en la cima.

Se ve que Miguel Herrera habló fuerte y claro con sus jugadores. Los Xolos tuvieron un bajón muy notorio, al menos así lo hicieron ver los resultados, y estoy seguro que el “Piojo” no le teme a la cima, posición que no le sirvió de nada el torneo pasado, cuando León se encargó de echarlos. Una victoria para los fronterizos sería retomar el sitio de honor y sellar el boleto a la fiesta grande. Como quiera que sea, Xolos y Diablos van a estar ahí, en la lucha por el título.

Hoy arranca la antepenúltima fecha y hablar de un firme candidato a la corona es prácticamente imposible. Son varios los aspirantes y sabemos que hasta el que se cuele en octavo lugar tendrá posibilidades. Por lo pronto, hoy el primer lugar estará en juego. Hernán Cristante necesita despejar todas la dudas que puede haber sobre sus Diablos, que de pronto se vieron mal con aquella derrota frente a Cruz Azul y vienen de empatar con Rayados, es decir, urge un triunfo en este cierre de temporada en el que todavía le falta al Toluca recibir al Querétaro y visitar al Santos.

A los Xolos, segundos de la tabla, con 25 unidades, un punto menos que el Toluca, además del juego de esta noche en la perrera, tendrán que ir a la cancha de Tigres y después cerrar en casa frente al Veracruz, partido que podría marcar el adiós de los Tiburones. Pero de este tema prefiero hablar mañana, porque esta noche la atención está puesta en la parte alta de la tabla y no en la lucha por la permanencia. De todas formas, no me atrevería a decir que entre Xolos y Toluca está el próximo campeón del futbol mexicano. Desde luego que sería sensacional para el balompié nacional que el Guadalajara hiciera el doblete. Imagínense lo que eso significaría, que un equipo de puros mexicanos se proclamara campeón de Copa y Liga, justo en la misma temporada que los directivos le abrieron la llave a los no nacidos en México.

En este sentido, el reto también es muy grande para el Rebaño, porque no es lo mismo ganar la Copa que pelear contra todos la Liga, pero de todas formas sería muy satisfactorio. Resulta muy interesante y atractiva la fecha 15, que arrancará esta noche y que incluye el Clásico del Norte, más la visita de las Chivas a la capital y el drama del descenso. Me pregunto si el Monterrey le servirá de escalón al campeón del futbol mexicano, para meterse a la Liguilla. Buena jornada.

 

LECTORES

CORREO: salvador@esto.com.mx

TWITTER: @AguileraESTO y Facebook

NUESTRA PÁGINA: www.esto.com.mx