Como director opino ESTO

Mexico, 2017-07-17 11:18:27 | Salvador Aguilera

Curazao no necesita de rotaciones para crecer ni para ser un mejor equipo, sino de la entrega y la actitud de sus jugadores, quienes definitivamente merecieron el empate frente México. Con un poco más de tino, otra hubiera sido la historia. De todas formas, el Tricolor del señor Osorio no se salva de la crítica, porque gracias a sus rotaciones ya nos estamos acostumbrando a que siempre el portero termine por vestirse de héroe. Mientras que el colombiano piensa que está logrando cosas importantes, porque el duelo frente a Curazao es otra palomita para él, porque sus estadísticas siguen creciendo favorablemente, aunque resulta que en lo futbolístico, el equipo se vio bastante mal.

Uno de los peores juegos que se le ha visto a México. Si Alemania es potencia y nos golea, debiera suceder que si México es potencia en el área, por lógica tendría que golear también a selecciones muy modestas de la Concacaf, como es el caso de Curazao, pero no fue así. México se vio bastante mal de principio a fin y Osorio tiene motivos de sobra para estar preocupado, aunque seguramente anda feliz. Se quedó con los tres puntos y creo que eso es lo único que le importa. La inoperancia provocada por sus rotaciones no es algo que le incomode, porque desde hace rato viene haciendo lo mismo, y ya vimos que no se saca ningún beneficio con rotarlos, al contrario, el equipo juega peor y basta ver el juego contra ¡Curazao! para darnos cuenta. Ya ni a esos equipos les podemos pasar por encima y lo justo hubiera sido un empate.

Ahora hay que esperar el juego contra Honduras. No vaya a darse una desagradable sorpresa en Phoenix. Ha sido tan triste esta Copa Oro que no me extrañaría una posible eliminación.

El partido en San Antonio lo seguí en la pantalla gigante del StubHup Center, de Carson, California, casa del Galaxy, en donde una noche antes Giovani dos Santos le había hecho un golazo al Manchester United. Antes del partido que disputó el Tricolor, se habían enfrentado en dicho escenario América y Querétaro. Las Águilas llegaron como favoritas, pero se encontraron con un equipo bien ordenado, que supo manejar el partido y que al final se llevó un merecido triunfo. Injusto hubiera sido ver al América campeón de la SuperCopa, porque nunca ganó la Copa. Tuvo esta oportunidad, porque Chivas no podía disputar dos partidos el mismo día. No olvidar que se llevó el doblete. El “Piojo” se fue preocupado, porque su equipo no funcionó, fue superado y fracasó en el intento de llevarse un título que le salió de a gratis.

Mientras que la Selección resulta ser un gran negocio en la Copa Oro, los clubes mexicanos también provocan llenos y las ganancias económicas no paran. Lleno en Carson para el Campeón de Campeones entre Chivas y Tigres, con 26 mil espectadores y 44 mil en San Antonio para ver al Tricolor. Varias ausencias en el Rebaño Sagrado provocaron la derrota frente a Tigres, que a unos días del arranque del Apertura 2017 ya levanta la mano como gran favorito.

LECTORES

CORREO: salvador@esto.com.mx

TWITTER: @AguileraESTO y en Facebook

NUESTRA PÁGINA: www.esto.com.mx