Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Se acabó el Clausura 2018, que marcó el fracaso de todos los considerados grandes del futbol mexicano. Si además de Chivas, América, Cruz Azul y Pumas quieren incluir a Tigres, Monterrey y Toluca, adelante. Todos fracasaron. Se quedaron cortos en el intento de ser campeones, objetivo al que están obligados desde el principio de cada torneo.

Y si esos “grandes” no se coronaron esta vez, para el siguiente torneo tendrán mayor obligación y también más presión. La deuda crece, si no pregúntenle al Cruz Azul, después al Monterrey y también a Pumas, que son los clubes que más se han tardado en alcanzar un nuevo título, porque Tigres recién se coronó en 2017, al igual que las Chivas. América alcanzó la gloria en 2014 y ya acumula siete torneos cortos sin levantar la Copa. Toluca fue campeón en el Bicentenario 2010 y desde aquel título con el Chepo de la Torre, no han probado el éxito.

Los grandes nunca pueden estar tranquilos, ni ganando una Copa pueden relajarse. Son equipos que siempre tienen el tiempo en contra. Los resultados deben ser inmediatos, porque sus aficionados son exigentes y no perdonan derrotas. Sus seguidores no son conformistas y meten presión cuando las cosas no andan bien. Cualquier club que no se sienta bajo esta exigencia, difícilmente puede considerarse grande.

Pero el futbol no se terminó el domingo por la noche. Por ahora, a esperar la final de la Champions y la Copa del Mundo. Una semana después de concluido el Mundial, iniciará el Apertura 2018. Todos los equipos, principalmente los que no entraron a la Liguilla, han tenido tiempo de sobra para planificar las cosas y evitar sufrimientos. El que falle en su planeación, de plano no supo hacer las cosas y la pagará caro. Sin duda, fracasará de nuevo. En la primera semana de junio será el draft y como el nivel de competencia de la Liga MX sigue creciendo, será importante buscar los refuerzos adecuados. Lobos BUAP ya se dio cuenta de lo difícil que es jugar en la Liga MX. El Veracruz debe pensar en cosas grandes, igual el Atlas, que se niega a crecer. Son varios los equipos que necesitan invertir adecuadamente para dejar de ser del montón y aspirar a algo importante.

Sí, el futbol siempre ofrece la revancha y seguramente vendrá para el Toluca y para todos los que fracasaron en esta oportunidad. Por lo pronto, el Santos Laguna festeja. Ya tuvo su desfile y disfruta un título muy merecido, sin ser el gran favorito.

LECTORES

CORREO: salvador@esto.com.mx

TWITTER: @AguileraESTO y en Facebook

NUESTRA PÁGINA: www.esto.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES