Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Alguna vez, en una de tantas charlas que llegamos a tener con el ingeniero Guillermo Aguilar Álvarez sobre lo valiosa que era la cantera de los Pumas, respondió de una manera muy simple: “Es tan importante que en cada equipo del futbol mexicano hay por lo menos un jugador surgido de Pumas”.

Y, efectivamente, si uno checaba en aquel entonces las plantillas de los equipos, si no era un portero, era un defensa, un medio o un delantero, pero de la cantera de los Pumas habían salido todo tipo de jugadores, para todo tipo de gustos. Había una producción de jugadores impresionante, al grado de que Pumas era base de la Selección. Bueno, hasta se dio el lujo de exportar a un goleador de la talla de Hugo Sánchez.

Eran tiempos de una bonanza futbolística impresionante, pero además, el éxito de esa producción se reforzaba a la perfección con la contratación de extranjeros espectaculares, que hacían ver al Club Universidad con una enorme fortaleza, y bajo esa fórmula construyó su grandeza.

Vinieron otros tiempos, y ya no fue tan fácil producir tantos jugadores. Los goleadores empezaron a escasear y desde Jesús Olalde, Pumas no tiene un campeón de goleo surgido de su cantera. ¿Por qué? Ya ni hablar de un portero como Jorge Campos o de un defensa como Claudio Suárez. ¡Jugadores históricos hasta en la Selección Nacional!

Pumas quiere retomar esas etapas tan productivas, pero no será fácil. Se requiere de una ardua labor porque además hay canteras como la de Atlas y Chivas que también están produciendo. La invasión extranjera ya es desmedida porque cada equipo puede contratar a 12 no nacidos en México para poner 9 en la cancha. Para algunos es más fácil comprar jugadores hechos, con un ADN distinto.

Rodrigo Ares de Parga, presidente del Patronato del Club Universidad, entiende a la perfección todo esto y desde que llegó apostó por una labor titánica: Rescatar la cantera, rescatar el ADN universitario y volver a tener esa producción de jugadores de alta calidad. Parece una locura, pero alguien tenía que atreverse.

SELECCIÓN NACIONAL

Si al Santos no le afectó la ausencia de Néstor Araujo, mucho menos debe pesarle esa baja a la Selección Mexicana. Juan Carlos Osorio no quiso laterales y con los centrales que tiene deberá remediar este problema. El equipo ya está en Los Ángeles, en donde se unirán los Dos Santos y Carlos Vela, quienes tendrán actividad este fin de semana. Gío es la gran duda… Y ya estamos a 20 días de la Copa del Mundo.

CORREO: salvador@esto.com.mx

TWITTER: @AguileraESTO y en Facebook

NUESTRA PÁGINA: www.esto.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES