Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Es increíble cómo se pueden derrumbar las ilusiones en una Copa del Mundo. Lo que le pasó a Bélgica fue realmente doloroso. Después de haber tenido un paso perfecto en la fase de grupos, de haber derrotado incluso a Inglaterra, que está en la otra semifinal, de haber echado a Japón con una extraordinaria voltereta y de haber eliminado a Brasil, no pudo alcanzar el sueño de disputar la final. A pesar de lo contento que pueda estar el técnico por el desempeño de sus jugadores, hasta la propia afición por haber tenido un Mundial histórico, quedarse a un paso de la gran final, con una extraordinaria generación de futbolistas, no deja de ser un trago amargo para los belgas.

Hazard ya no pudo filtrar sus pases y mucho menos sacudir la red enemiga. Lukaku también fue neutralizado y por más voluntad que le puso De Bruyne, no pudo superar la barrera francesa encabezada por Varane y Umtiti, ni qué decir de Kante y Pogba, que otra vez hicieron un trabajo extraordinario. Francia está para campeón del mundo y lo demostró en una noche soberbia en la que no necesitó golear al rival, simplemente lo controló y lo aniquiló con lo justo. Creo que el técnico Didier Deschamps no dejará ir esta gran oportunidad que tiene para darle a Francia el segundo título de su historia. De medio campo hacia adelante tiene jugadores capaces de resolver una final de Copa del Mundo, ya sea contra Inglaterra o Croacia, que se enfrentarán este miércoles en Moscú.

Rusia ha sido un gran Mundial, de eso no hay discusión, pero no aparece el jugador que marque diferencia. Mbappé es un genio, hace jugadas increíbles, aunque Giroud no las concreta. Griezmann también brilla con luz propia, pero el gol del triunfo lo marcó un defensa. Sería raro que los porteros terminaran siendo las figuras, porque anoche estuvieron en plan grande Lloris y Courtois. Y mañana veremos a Pickford y Subasic, otros dos grandes guardametas. Quiero pensar que Kane o Modric también pueden apuntarse como figuras de Rusia 2018, porque seguimos buscando a ese jugador que se robe el espectáculo.

COLUMNAS ANTERIORES