Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Suerte a Lainez

Con todo un futuro por delante, Diego Lainez ya es nuevo jugador del Real Betis y será compañero de Andrés Guardado. Gran oportunidad para crecer en el futbol europeo, aunque con este club difícilmente ganará títulos. En cuanto a experiencia se refiere, el futuro para este chico de 18 años, todo le pinta increíble.

Habrá que reconocerle al América su trabajo en fuerzas básicas una vez más como aquí lo hemos venido comentando desde hace tiempo, porque en las categorías juveniles no deja de ser un protagonista importante. Obligado mencionar a Ricardo La Volpe, porque le tuvo confianza a Lainez en un momento difícil para el equipo, como sucedió también con Edson Álvarez.

Sin embargo, el balompié mexicano está muy lejos aún de convertirse en un exportador de futbolistas, parece que es poco el talento con calidad de exportación o puede ser también que los clubes de la Liga MX no se han dado cuenta de las ganancias económicas que pueden obtener por la exportación de futbolistas. No creo que el América tenga necesidades económicas urgentes, pero la ganancia de esta venta le ayudará a resolver, en muy buena medida, la contratación de un delantero importante como puede ser el caso de Nico Castillo.

Es lógico pensar que si el futbol mexicano vende poco o casi nada al futbol europeo, cuando hay alguna posibilidad de venta, los preciosos se disparan como para igualar un poco las cantidades que se manejan en el mercado internacional. Lo que es absurdo y ridículo es que esos precios tan elevados se quieran manejar entre los propios clubes de la Liga MX.

Diego Lainez se va por 17 millones de dólares y contrato de seis años, qué bueno que el Real Betis valoró la calidad del jugador, porque en Sudamérica hay jugadores más baratos. Tal vez ayudó mucho su edad, el verlo titular y campeón con el América. Lo malo es que historias así no tenemos de sobra y tampoco por esto vamos a hablar de México como un país exportador de futbolistas.

Para colmo, los propios equipos de la Liga MX se sangran entre sí, con fichajes completamente desproporcionados como lo que Cruz Azul pagó por Orbelín.

salvador@esto.com.mx

 

COLUMNAS ANTERIORES