Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

¿Quién manda en Chivas?

Antes de que Tomás Boy fuera elegido técnico del Rebaño, me preguntaron quién podría ser el entrenador de las Chivas, y dije que me gustaría un mexicano, pero aunque viniera un extranjero de mucho renombre, el problema del equipo está en su directiva.

Me encantaría que el “Jefe” Boy pudiera reparar, por un lado, todos los daños que hay en el vestidor, pero al mismo tiempo tendrá otro reto que parece aún más grande: entenderse con la directiva rojiblanca y que lo dejen trabajar tranquilo en el poco tiempo que tiene.

Aplaudo su optimismo, sé que tiene experiencia y capacidad como director técnico, pero su temperamento lo mata, y lo sabe. Ya debió entenderlo bien y si trabaja sin distracciones ni enredos, algo bueno podrá conseguir en los partidos que tendrá como pastor del Rebaño.

Sería muy bueno que convencieran en tan poco tiempo a los dirigentes rojiblancos, aunque ya no sé quién manda en Chivas. El día de la presentación, José Luis Higuera estuvo muy serio, como que asistió por compromiso porque la idea de Boy fue más de Mariano Varela.

Después está Amaury Vergara, quien recordó en Twitter cuando su papá contrató a Matías Almeyda y lo criticaron: “Vean lo que logró; no hay fórmulas mágicas”. Desde luego que tiene razón, sabemos que nadie tiene una varita mágica, el problema es que Matías se fue por problemas con la directiva, y la propia directiva le ha hecho mucho daño al equipo y ahí están las consecuencias.

Creo que Boy puede ser una gran opción para el Guadalajara porque otra vez no se trata de buscar un título, ya olvídense de la Liguilla, que es otro sueño iluso en estos momentos. Tomás los puede salvar del descenso y en eso deben enfocarse. Suena muy bonito tener un súper proyecto con un técnico extranjero como ya pasó; el asunto ahora es ver que la apuesta es mantener la categoría. La directiva debe poner los pies en la tierra y entender su problemática; bueno, si es que se llevan bien entre ellos.

PARA HOY. El superlíder entra en acción, La Fiera no para de rugir y busca su triunfo número once de la campaña, en fila. Ya veremos hasta dónde se lo permite el Puebla del “Chelís”. Y el triste Atlas, que ya lo quieren vender, recibe al Necaxa, obligado a sumar si quiere clasificar.

salvador@esto.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES
<