Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Ni con Tomás, ni con nadie

Lo sabíamos. Los problemas de Chivas no pasan por el entrenador; lo hemos repetido una y otra vez. El que se quiera engañar y se ilusione con un equipo con tendencia perdedora, adelante, hasta el propio Boy lo dijo en su etapa de comentarista.

Y ahora lo quiso probar como director técnico, y lo confirmó: Chivas volvió a perder en el torneo y ya son siete derrotas en el Clausura 2019 y desde hace varias jornadas fuimos claros sobre el futuro del equipo: No va a clasificar a la Liguilla; ojalá que esto ya quede claro para que la directiva se ponga las pilas y empiece a construir a ese equipo que quieren sus seguidores. ¿No es Chivas el más grande? ¿No es Chivas el más popular? ¿No es Chivas el equipo más querido? Pues si es así, la directiva debe tomar decisiones de acuerdo a esa grandeza e importancia.

Si nos vamos a acostumbrar a que Chivas no esté en la Liguilla y ande en los últimos lugares, entonces tendremos que hablar de un equipo de tradición que ya no pinta para cosas grandes. El prestigio del Rebaño lo están pisoteando y la directiva no se da cuenta de lo que realmente está sucediendo.

El Guadalajara ya pierde con cualquier equipo y es grave, es lamentable. Pueden quitar a Boy y traer al técnico que quieran; el problema no pasa por ahí. Si la directiva es incapaz de levantarlo, no está demás en pensar de una vez por todas en la venta. Que llegue quien realmente quiera inyectarle a este gran equipo un potencial económico que le permita pelear con los que más están invirtiendo.

Los proyectitos chafas que han armado están dejando ver la realidad de una crisis que no parece tener salida. Hemos visto muchas veces que directivos del futbol le ceden el poder a sus hijos y las cosas no funcionan porque no necesariamente eres un buen directivo por herencia. Lamento mucho lo que le pasa al Guadalajara, no tanto así lo de Veracruz, pero tampoco quisiera que en un futuro Chivas se vea como los Tiburones Rojos. Fidel Kuri anda buscando culpables después del 9-2, que también es una consecuencia de sus pésimas decisiones. Si quiere culpables, que no los busque en la Federación; que mejor se vea en un espejo.

COLUMNAS ANTERIORES
<