Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Una cruz que pesa

Pasan las temporadas, los años y la deuda de Cruz Azul sigue creciendo, como si estuviera condenado a vivir del recuerdo con aquel equipo glorioso de la década de los 70 o el título de 1997, que también fue memorable.

Tantos fichajes millonarios tampoco han servido para que el equipo alcance la gloria en la Liga y ni el “Chaco” Giménez o Gerardo Torrado pueden considerarse entre las grandes figuras cementeras, si al final también se quedaron muy cortos en los objetivos que la institución y el público anhelaban.

La cruz ya es muy pesada y el equipo ya no tiene la fuerza para levantarla. Jugadores van y vienen, lo mismo pasa con técnicos y directivos, pero al final la decepción es la misma. Para colmo, la crisis se agrava cuando el rival que les da el tiro de gracia se llama América.

Qué bueno que algunos crean que La Máquina aún puede levantarse, eso quiere decir que la esperanza siempre existirá, como le pasó al Liverpool, que se levantó de un 3-0 que parecía letal. Algo parecido se dio con el Tottenham, pero entre esos equipos y el Cruz Azul hay una gran diferencia: el espíritu de lucha.

La Máquina no nos ha mostrado sangre guerrera desde hace mucho tiempo; al contrario, es un equipo que se dobla muy fácilmente y para muestra está la final pasada, en la que no metió ni las manos. Desde luego que los mensajes del Liverpool y el Tottenham fueron formidables para todo el futbol mundial. Nadie puede darse por vencido, nadie puede decirse eliminado y menos cuando hay 90 minutos por delante. Pensé que Cruz Azul avanzaba en esta eliminatoria y si remonta me dará mucho gusto que lo haga porque esas remontadas en el deporte serán vistas como noches memorables, mágicas e inolvidables.

PRIMEROS SEMIFINALISTAS. Descarto sorpresas para esta tarde. Tigres y León deberán sellar su boleto a semifinales. Pachuca dejó ir en casa la posibilidad de enfriar el Volcán, que seguramente hará erupción. Y La Fiera no corre peligro, Xolos ya hizo bastante y no está para milagros. Y otro detalle para los juegos de vuelta es que, ahora sí, se llenarán los estadios.

salvador@esto.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES
<