Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Máquina de verdad

Otra vez el Cruz Azul empieza a ser el gran protagonista en la temporada de fichajes; lo de Juan Escobar fue una excelente contratación y están sonando varios nombres importantes como Pol Fernández, Djaniny Tavares y hasta Gustavo Bou, lo que habla del trabajo inmediato que está haciendo la directiva, porque mientras otros equipos todavía no saben ni qué van a hacer, la Máquina ya se está armando.

Creo que este esfuerzo celeste, de planear bien cada uno de sus torneos, pronto provocará el éxito que todos los aficionados cementeros están esperando. Caixinha ya estuvo cerca, como cerca estuvo también Memo Vázquez si hablamos de un pasado reciente. A La Máquina no se le ha abierto la vía de la gloria porque siempre le ha faltado algún detalle. Creo que en la última final que disputó el año pasado, sólo faltó más arrojo, más seguridad y menos dudas. Desde luego que ser Cruz Azul no es fácil. Hay mucha presión encima, a diferencia de otros equipos como Tigres; al actual campeón nadie lo presiona, ni el Monterrey, que tiene una de las nóminas más altas, sufre una eliminación como le pasa a los cruzazulinos, y de Chivas ya ni hablamos porque todo se lo perdonan.

Además, Cruz Azul no deja de ser una institución seria. Estamos hablando de un club sin problemas de porcentaje, en ese sentido ocupa la quinta posición, lo que habla de que hay una continuidad en el trabajo y de que lleva dos temporadas seguidas con 30 puntos o más y eso no cualquiera lo hace. Chivas, por ejemplo, sus dos últimas campañas fueron de 20 y 18 puntos; Pumas, de 30 y 17; Monterrey, 30 y 30; Tigres, 29 y 37; América, 33 y 29. Lo digo ahora porque para el siguiente campeonato habrá 19 equipos y no será lo mismo.

A veces la crítica para Cruz Azul es muy dura porque sólo se espera de ellos el título, cosa que no sucede con la gran mayoría y no creo que pase por la directiva, ni por la falta de compromiso, sino por toda la presión que se convierte en un enemigo más, al que sólo vencerán cuando dejen de pensar en el pasado.

salvador@esto.com.mx

COLUMNAS ANTERIORES
<