Como director opino ESTO

Como director opino ESTO

Bravo, Bravos MX

Difícil saber cuál será el futuro de los Lobos BUAP, porque el hecho de que la franquicia se vaya a Ciudad Juárez, no es garantía de que este equipo pueda jugar en la Liga de Ascenso, porque no tiene proyecto alguno y mucho menos futuro.

Bravos, como lo recordamos, fue finalista de la Copa MX, después de eliminar a los Pumas y le dio batalla al América. Luego, en su Liguilla, no pudo con los Dorados de Maradona y vio, de nueva cuenta, frustrado su sueño de pelear por el título. Sin embargo, ha sido uno de los proyectos más serios que hemos visto en los últimos años y sus aficionados sueñan con ver al equipo en el máximo circuito, y no siempre se puede por la vía deportiva.

Pero las cosas han cambiado, las oportunidades se pueden presentar de otra manera, como sucede ahora con la compra de una franquicia y la Liga MX tendrá otro equipo en el norte. Ciudad Juárez ya pedía a gritos ser de primera y la ocasión había que aprovecharla.

Como ya lo había dicho en esta columna anteriormente, hay proyectos inservibles y lo de Lobos parecía una broma de mal gusto, miren que pagar 120 millones para después rendirse y quedarle mal a sus aficionados, es algo realmente ridículo. Pero le viene bien a la Liga MX lo que está pasando, porque no le conviene tener en sus filas a un equipo que ya no aguantaba el trote y es mejor abrirle las puertas a una inversión fronteriza que luce mucho más interesante.

Por lo mismo, la Liga tendrá que darle la bienvenida a Ciudad Juárez, como ayer lo hizo Enrique Bonilla, al hablar del San Luis (nuevo en la Liga MX) y los Loros de Colima (de regreso en el Ascenso MX), sólo falta que al Asamblea de Dueños acepte a los Bravos, pero no hay otro camino. Tendrán que aceptar el cambio, porque Lobos no tiene ni jugadores. Así que mejor vamos dando por hecho que además del San Luis habrá otro nuevo equipo en la Liga MX, como es el caso de los Bravos de Juárez, y ya veremos en qué termina el asunto de los Lobos, porque no tienen ni proyecto para jugar en el Ascenso MX, y eso ya lo sabía Paco Palencia, por eso se fue.

 

COLUMNAS ANTERIORES
<