El Pollo de Tlalpan

Mexico, 2017-05-19 13:25:29 | El Pollo de Tlalpan

Tengo un tío que se llama Ascensión, de cariño le decimos Chon. Él es un fanático del arte de hablarse de tú con la de gajos, intenta estar bien informado y repasa las noticias día a día para no estar en fuera de lugar.

Chon, bajo ningún pretexto se pierde un solo partido. Luego de llegar a su cantón, le cuestioné por la actualidad balompédica nacional, se excusó de no tocar el tema del equipo Tricolor (que tiene mucho corazón y en la cancha lo demostrará… espero) pues cree que ese tema es digno de un análisis profesional y explicó que él es ingeniero aeronáutico, no sicólogo, por lo que no está facultado para opinar sobre el extraño comportamiento de Juanito Osorio sus tristes manías, mentiras y fijaciones.

Entonces decidió enfocar toda su atención en otros menesteres, que nada tienen que ver con el mole y el carrusel.

Prefirió hacer un recuento de actualidad puntualizando que mientras en la Liga mayor están los cocolazos al dos por uno, en el circuito de ascenso la situación está que arde, pues solamente se encuentran a un tiro de distancia para saber quién será el nuevo inquilino de la MX.

Tal vez por la querencia de su apelativo prefirió enfocarse en los que pelean por subir.

“El sabadaba por la nocturna se habrá desvelado el misterio y tendremos al vencedor; entre dos equipos que están parados en el mismo escalón y sin embargo son muy, muy diferentes; los Canis lupus (Lobos para los cuates) pertenecen a una prestigiosa institución educativa, con un presupuesto moderado; el conjunto es integrado solo por mexicanos; con una brasileña excepción conocida como “Ricardinho”, son dirigidos atinadamente por Rafael Puente del Río y han convencido a los paladares más exigentes con ese bien hacer, pero sobre todo con las ganas de trascender en el tiempo, también en el espacio, en el relevo, en la amplitud y profundidad del terreno de la ilusión.

En tanto que el Gran Pez, viene de familia adinerada es hermano menor de los guaguás de la frontera y está conformado su ADN con una mezcla de aztecas y fuereños en cantidades parecidas; su objetivo es convertirse en un negocio exitoso elevando de categoría; el cerebro del pescado es Gabriel Caballero, un honesto mediocampista que intenta hacer que le crezca la aleta dorsal para poder nada en aguas abiertas.”

Después de tan sesudo comentario, se demuestra que chon loquito no está.

Por tanto ahora queda esperar que llegue la hora de la verdad para ver si el lobo aúlla cómo sabe o el Dorado nada y vence la contracorriente; la ventaja pertenece a los de Puebla con un pepinillo de ventaja, que en estos casos de ascensión parece poco, aunque en realidad es mucho.

A estas alturas del edifico me quedo con las declaraciones de Rafael Puente, con la promesa de no traicionar su filosofía, atacar, ponderar el juego de conjunto, atacar, respetar los tiempos del juego, atacar, cumplir con la estrategia y entender que esos partidos se juegan con el extra, con el doble esfuerzo que impulsa a atacar hasta el último segundo de la competencia.

Ahora me hinco y hago una oración a los dioses del estadio, para que el juez en turno no influya de ninguna forma en el marcador, que cumpla con su trabajo y no haga que se piense mal (peor) de su gremio. Porque ya estamos hasta la mami de eso.

Cierro con una obra titulada “Lobo dorado”

Sin estrategia tacaña,

El Lobo va como patrulla,

Avanza y eso señala,

Que éste sábado sí aúlla.

Y si no, quéjense a la FIFA.

Twitter: pollodetlalpan