En la cancha

En la cancha

Tigres es justo campeón del futbol mexicano. Los de “Tuca” llegaron a tres finales consecutivas, en un lapso de doce meses, y ganaron dos. Los felinos han llevado un proyecto sólido, encaminado y dirigido en oficinas por Alejandro Rodríguez, con Miguel Ángel Garza, mientras “Tuca”, Mejía Barón, Hugo Hernández y Memo Orta se han encargado de la parte deportiva. Este equipo invirtió con inteligencia para tener un plantel exquisito en opciones y variantes, siendo ese desequilibrio que tiene, más solidez en pararse dentro del campo, lo que le ha llevado a ganar este titulo. Impecable planeación que lleva al equipo universitario a marcar una época en el balompié mexicano, donde la inversión inteligente redituable, y mucho, en cada uno de los resultados que va obteniendo, siendo la asignatura pendiente superarse a nivel internacional, donde ya se quedó en la orilla de la Libertadores, frente al River.

HIZO DAÑO

A los Rayados les hizo daño el gol tempranero que anotaron. Ese de Dorlan Pabón en el arranque, hacía pensar que Tigres la tenía complicada jugando en el campo del enemigo Rayado, y resultó todo lo contrario. El equipo de “Tuca” sabía que quedaba mucho camino por delante, no se desesperó, supo manejar la presión con los tiempos del partido y fue como le dio la vuelta al marcador, para después jugar con control de la emoción e inteligencia la segunda mitad, lo cual le bastó para poderse llevar la victoria y su sexto título, número igual a los que “Tuca” tiene como director técnico, a uno de Don Nacho Trelles, pero tomando en cuenta que no hay más torneos largos y los cortos dan dos oportunidades por año, lo cual no quita mérito a lo hecho por Ricardo Ferretti.

EMOTIVO, JUNINHO CON DAMIÁN

El detalle de Juninho de ceder el gafete de capitán para que Damián Álvarez en su adiós levantara la Copa de Campeón de Liga fue extraordinario. Pensar en un compañero que dice adiós y en un futbol lleno de celos y protagonismo, habla muy bien de la unión que hay en el vestidor de los Tigres y la emoción que denotó Damián, un profesional en toda la extensión de la palabra, fue algo memorable, notable que quedará en la historia de este Clásico regio, que vive un antes y un después al haberse disputado la primera final de la historia entre ambos. 

AVILÉS HURTADO Y “TURCO”

Fueron los grandes perdedores de la final, pero se levantarán porque el futbol da vueltas. El proyecto del “Turco” lleva dos subcampeonatos en un año y es increíble cómo el equipo aplanadora de la etapa regular, contundente y goleador, terminó con el penal fallando, cuatro de los 11 que le marcaron a favor. Avilés no había fallado y en el momento cumbre, que tal vez hubiera mandado al alargue para cambiar la historia fue definitivo para que no cambiara. Rayados es un digno sub, pero ya sabemos que la gloria eterna queda marcada para el equipo campeón y eso no tiene vuelta de hoja.

A REPONERSE

No le queda tiempo a Rayados de lamentarse. El 21 tiene la final de la Copa MX frente a los Tuzos del Pachuca que andan por el Mundial de Clubes. La Copa no es la Liga, pero sí una oportunidad para poder resarcir rápido esta derrota para lo que viene por delante. Todo está realmente pegado en calendario rumbo al Mundial y en un abrir y cerrar de ojos estará abriéndose el próximo torneo, por lo cual no hay tiempo para lamentarse.

PREGUNTA: ¿Por qué la localía se le complica a Rayados en sus finales?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO

Comentarios fschwartz@oem.com.mx/// twitter @fersch_4.

 

COLUMNAS ANTERIORES