En la cancha

En la cancha

La Volpe tiene razón

Ricardo La Volpe no se calla nada. El futbol mexicano viene de caer una y otra vez, no ponen remedio a la situación y se sigue cayendo en lo mismo. Hay talento, hay material, pero la intromisión de los directivos, la ruptura de procesos, los cambios de rumbo, llevan a que el balompié mexicano no termine por superar los resultados internacionales que ha vivido en los últimos años. La Volpe no se guarda su punto de vista, tiene razón, porque el barco no navega hacia las mismas aguas, después de mucho tiempo de estar yendo de golpe en golpe, donde una vez más en el último proceso se perdieron cuatro años.

INTERESANTE me pareció la comparación que La Volpe hizo de Edson Álvarez con Rafa Márquez, porque así es como vislumbra al canterano americanista que debutó, que ve bien los partidos, que se posesiona correctamente en la cancha y tiene la inteligencia para jugar el balón. Es la primera vez que escucho a Ricardo haciendo esta comparativa de Edson con Rafa, y le asume la razón.

AMÉRICA había ocultado sus falencias en las críticas al VAR, siendo que ahora Miguel Herrera ha sido autocrítico reconociendo la tremenda baja de juego del campeón y que ha tocado fondo. Los últimos cinco partidos lo demuestran de esa manera, siendo ya un buen principio reconocer esto para poder enderezar el rumbo. La caída frente al Necaxa dejó al desnudo mil problemas que hay en el juego de las Águilas.

BRYAN Fernández se está comiendo la Liga. No queda más que aplaudir el buen ojo visor que tienen en el Necaxa para contratar joyas a buen precio que después las venden en 24 kilates. Fernández es goleador, a la vez que se abre, que juega por los costados, en el medio del campo, además de que es talentoso con el balón en los pies. Necaxa saca frutos de sus scouteos como ningún otro equipo lo hace en México.

PREGUNTA: ¿Por qué las verdades lavolpianas duelen?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO

fschwartz@oem.com.mx

PD.- Santos y Tigres sí entendieron de visita la Liga de Campeones.

COLUMNAS ANTERIORES