ESTO es la NFL

Mexico, 2017-11-11 13:15:28 | Iván Pirrón

JERRY VS. GOODELL, LA PELEA DEL SIGLO

Si te gustó el duelo entre “Canelo” y Golovkin, espera a ver lo que trae entre manos la NFL.

Dos pesos completos están a punto de darse un agarrón que promete ser épico y que, por lo mismo, podría cambiar la historia del futbol americano profesional. Sí, algo así como King Kong contra Godzilla.

Resulta que el dueño de los Vaqueros de Dallas, Jerry Jones, está en contra de que sus colegas aprueben la extensión de contrato de Roger Goodell, esto, curiosamente, tres meses después de que el comisionado suspendió seis juegos al corredor estrella del equipo de Jerry.

Sin embargo, Jones asegura que el caso de Ezekiel Elliott no es la verdadera razón por la que ha amenazado con demandar a la NFL.

“Los problemas que involucran al comisionado van más allá”, dijo Jones en su programa semanal de radio. “He tratado con el comisionado durante casi 28 años, como empleado de la NFL. ‘Zeke’ ha estado en la liga un año, un año y medio. Son temas separados. La política que tenemos y que ha impactado a ‘Zeke’ es más mi problema con el comisionado que una circunstancia particular”.

Elliott ha podido jugar con los Vaqueros gracias a un juzgado de apelaciones, que ha bloqueado la suspensión que Goodell le impuso por supuestos episodios de violencia doméstica en 2016. Pero esta semana la apelación no procedió y Dallas (5-3), que busca una cuarta victoria consecutiva, visitará a los Halcones de Atlanta sin el mejor corredor que ha tenido la franquicia de Jerry Jones desde Emmitt Smith, en la década de los 90.

Según el departamento de estadísticas de ESPN, Elliott es responsable del 51% de la ofensiva de los Vaqueros, segundo en la NFL sólo detrás de Le’Veon Bell (56% del ataque de los Acereros de Pittsburgh).

En las tres derrotas de Dallas esta campaña, ‘Zeke’ ha promediado 69.6 yardas (incluido aquel juego en Denver, en el que sólo sumó ocho yardas por tierra); en los cinco triunfos el promedio se eleva a 114.8.

No es casualidad. Quien más va a extrañar a Elliott es el quarterback, también de segundo año, Dak Prescott. En los tres descalabros de esta campaña, el joven pasador ha intentado un promedio de 40 envíos, mientras que en las victorias el número baja considerablemente a 27.4.

Creo que está muy claro: la ofensiva de los Vaqueros es mucho más productiva cuando puede correr el balón; Dallas, al mismo tiempo controla el reloj de juego, la defensiva siempre está fresca y usualmente contra equipos abajo en el marcador. Es la receta perfecta para ganar en la NFL.

Sin Elliott los Vaqueros van a sufrir. Eso se los firmo, porque ni Alfred Morris ni Darren McFadden pueden llenar esos zapatos.

Si efectivamente la suspensión de seis partidos corre a partir de este momento, Elliott se perderá los juegos ante Atlanta, Filadelfia, Cargadores, Washington, Gigantes y Raiders. Su regreso sería el mejor regalo de Navidad para Jerry Jones: justo el 24 de diciembre ante Seattle, en la Semana 16 del calendario regular.

El vocero de la NFL aseguró que la liga espera en los próximos días que Goodell firme una extensión de contrato por cinco años más, es decir hasta 2024.

Si es así, ¿demandará Jerry Jones a la NFL? Sería un caso sin precedentes y el inicio de una franca enemistad que ni a Jerry ni a Goodell ni a la liga les conviene.