ESTO es ser capitán

ESTO es ser capitán

De pronóstico reservado

Los dos equipos que disputan la final, creo que han estado por debajo del nivel que mostraron durante el torneo. Uno hizo 41 puntos, el otro 37 y no han desplegado su mejor futbol. Incluso, en el partido de ida, creo que Tigres se acercó más en los primeros minutos, sobre todo en el primer tiempo, y León, aunque corrigió en la segunda mitad, se preocupó más por contrarrestar lo que le proponía Tigres que por desarrollar su mejor futbol.

Ambos equipos han tenido bajas importantes que, sin duda, han afectado su rendimiento. Veremos si en el partido de vuelta, con la reincorporación de Sambueza después de la suspensión, León -obligado a buscar el resultado- hace una propuesta más ofensiva, como fue casi todo el torneo bajo el mando de Nacho Ambriz.

¿Qué tiene que suceder en el partido de vuelta? León debe apegarse a su estilo, que como lo decía, no lo ha encontrado en esta Liguilla; no ha sido el mismo León explosivo y contundente del equipo que tuvo la racha de los 12 partidos ganados. Si quiere levantar la copa, tendrá que hacerlo ante su gente, aprovechando la localía y el apoyo de la afición.

Por otro lado, el “Tuca” y su gente tienen muchísima experiencia en manejo de partidos, manejo de resultados y de los tiempos del juego por la cantidad de Liguillas que han jugado.

Creo que es una final de pronóstico reservado. Si León recupera esa idea futbolística y lo que hizo durante todo el torneo, podría levantar la copa. Enfrente tiene un equipo que juega bastante bien, sabe lo que se juega y tiene en la banca gente que puede resolver algún tema en la profundidad del plantel y el aspecto ofensivo.

Sin duda, la final es atractiva. En esta ocasión llegaron el primero contra el segundo. Es una final justa y veremos si al final gana el que hizo un mejor torneo y rompió marcas, aprovechando que cierra en casa.

A disfrutarla y seguimos en contacto.

COLUMNAS ANTERIORES
<