Las reglas y los reglazos

Las reglas y los reglazos

No más peinada

El pasado martes, en este mismo espacio periodístico, cometamos para ustedes, estimados lectores, la gran posibilidad (por no decir la necesidad) de que la H. Comisión de Árbitros les diera oportunidad a nuevos colegiados con la finalidad de ir renovando la baraja. Pues odio decir “se los dije”; pero ¡Se los dije!

Al momento de conocer los nazarenos designados para la fecha uno del Clausura 2020 de la Liga Mx, nos encontramos con la agradable sorpresa de que, en el partido Tigres vs. Club Atlético San Luis hará su debut en el máximo circuito Juan Andrés Esquivel González.

No se trata de ningún improvisado, la dirigencia arbitral ha venido trabajando con él y cuenta con un palmarés impresionante en divisiones inferiores. Desde el 2010 ya trabajaba como asistente de línea en la Tercera División.

Completó, prácticamente, el proceso que algunos exigen para considerar que goza de los merecimientos para tener una oportunidad; toda vez que, pitó como central en: Fuerzas Básicas, Tercera, Segunda y la División de Ascenso.

Baste mencionar que, militó siete temporadas en la División de Ascenso en donde dirigió 73 partidos, 53 de los cuales fueron de temporada regular y 16 de liguilla, silbando durante ese lapso la friolera de 7 finales.

A pesar de que ya ha dirigido 13 partidos de Copa y de que ha salido como cuarto oficial en el máximo circuito, la vida se lució, poniendo ante él un caramelo: saborear las mieles de aparecer en la Primera División en un partido de Liga.

Tampoco estoy diciendo que se trata del “Pelé del arbitraje” ni mucho menos; habrá que ver de qué está hecho. Simplemente, el corazón se me llena de alegría cada vez que se le otorga la oportunidad a una promesa; sobre todo, cuando es merecida y ganada a pulso.

Los eternos sembradores de veneno clamarán a los cuatro vientos que “ya tiene 33 años”. Si bien es cierto que ya no se cuece al primer hervor, está a tiempo de realizar una fructífera carrera (Aunque “eran otros tiempos” un servidor debutó cuando ya contaba con 35 primaveras).

Tampoco faltarán los exégetas que digan: “no me gusta su estilo”, “corre muy feo”, “le falta personalidad” … ¡Ninguna les embona!

Y es que, todo el mundo, pero principalmente los exárbitros, quieren a los debutantes: altos, guapos, de preferencia güeritos, con excelente condición física, con personalidad, que corran bonito, con estilo, conocimiento de la regla, manejo del partido, vista periférica, valientes (no temerarios) … no la quieran de chongo… no más peinada.

COLUMNAS ANTERIORES
<