Su doble moral

La semana pasada, cuando la Selección Nacional Mexicana de futbol enfrentó a su similar de Panamá, en el país canalero, sacando un miserable empate a un gol, y lo más importante, jugando basura, los aplaudidores del Tri salieron de inmediato a defender la actuación de los nuestros con afirmaciones tales como: “lo importante es sumar”, “se jugó mal, pero se sacó un valioso punto de visitante”.

Unos cuantos días después, los mismos que ponderaban la importancia de sumar y no de jugar bien al futbol, se rasgan las vestiduras criticando el partido celebrado en Ciudad Universitaria en donde los Pumas empataron a cero goles frente al rebaño sagrado.

En algún momento me perdí; digo, si lo importante es sumar, pues ambos equipos lo hicieron, llevando un punto para su molino. Luego entonces, por qué les exigen jugar bien y bonito, que brinden espectáculo y con la Selección ocurre todo lo contrario.

No ha faltado quien afirma que, lo que sucede es que en la eliminatoria los puntos son más valiosos ¿Perdón!?, acaso ¿Un empate vale tres puntos en los juegos rumbo a Catar 2022?

En la Eliminatoria se juegan 14 partidos en busca de tres boletos y medio; mientras que, en la Liga Mx se disputan 17 jornadas, en pos de 12 lugares para la post temporada, sinceramente no alcanzo a entender en dónde está la diferencia.

Lo que pasa, es que el sistema de competencia que priva en nuestro país provoca la mediocridad. Las Chivas marchan en décimo lugar al haber sumado 10 puntos en ocho jornadas; pero, están a solamente tres puntos de conseguir su pase directo a la liguilla, faltando nueve partidos por jugarse.

Los Pumas están en el lugar diecisiete; pero, a solamente tres puntos de meterse al repechaje. Díganme ustedes si no les cayó de maravilla el puntito obtenido frente a los caprinos.

Ricardo Peláez se ha tenido que comer sus palabras relativas a que, con su llegada, “se hablaría de títulos y campeonatos”; tanto así, que ya suenan voces discordantes pidiendo que las Chivas contraten futbolistas extranjeros, lo que en mi opinión, sería el peor error que podrían cometer.

Por su parte, los Pumas han tomado la mejor decisión al regresar a la institución al doctor Miguel Mejía Barón, gente decente, preparada con el corazón azul y la piel dorada.

No aplaudo la mediocridad, simplemente pido “riego parejo”, que se les exija a todos y que cuando juegue la Selección, los opinadores no los cobijen mostrando … su doble moral.

COLUMNAS ANTERIORES