Por la Tele 

 

El equipo Tricolor, que “tiene mucho corazón”, enfrentará esta noche a su similar de Canadá, en Edmonton, en uno más de los compromisos del octagonal final rumbo a Catar 2022. 

México viene de perder al tradicional son de dos goles por cero contra el odiado rival, en un partido en donde la escuadra de las barras y las estrellas se mostró muy superior a los nuestros; tanto así, que hizo que afloraran todos los defectos del cuadro azteca. 

Hace mucho que la Selección no juega a nada; sin embargo, el hecho de ganar los partidos, ante adversarios de ínfima categoría, mostrando basura, consolaba a los animadores del Tricolor, quienes al grito de “lo importante es sumar” justificaban el desempeño de nuestros valientes “soldados” de cortos pantalones. 

Pero, cuando “el honor nacional estuvo en juego” y por tercera ocasión consecutiva, en duelos oficiales, el equipo representativo de un país en el que ni siquiera le llama futbol a nuestro querido deporte (le llaman soccer) literalmente nos humilló, todo el mundo puso el grito en el cielo. 

Un resultado adverso esta noche, pondría las peras a 25. Aunque todo indicaría que el “Tata” Martino “tiene fuero”. Parece que es intocable. Otro gallo cantaría si hubiera visto la primera luz entre los límites geográficos marcados por el Río Bravo y el Río Suchiate. 

Pero, don Gerardo Martino tuvo la dicha de nacer cerca del Río de la Plata (que por cierto se llama así en un homenaje a los directivos del balompié mexicano; en virtud de que … han mandado tanta plata para allá, que decidieron reconocerlos de esa manera). De modo que, aunque califique en tercer puesto, tiene garantizado su lugar en el área técnica tricolor. 

No importa que el equipo no se defienda bien. Ni que no tenga disparo de media distancia, ni variantes ofensivas. Que no tenga profundidad. Que no haya un futbolista que se eche la responsabilidad al hombro. Quién hace una pared, una jugada individual ¿Y la táctica fija apá? Bueno, ni condición física muestran. El tridente y la carabina de Ambrosio. De la entrega … luego hablamos. 

Como todos los que han tomado las riendas del equipo de todos, no podían faltar sus caprichitos. Así como, cuando, por poner un ejemplo, el bigotón se empeñó en no llevar al Mundial al “jorobado de Tlatilco” y no hubo poder humano que lograra hacerlo cambiar de opinión. Así, el “Tata” ha borrado al ‘Chicharito’; así que, lo más probable es que Javier Hernández vea la Copa del Mundo … por la tele.

COLUMNAS ANTERIORES