Ya se acabó

En mis tiempos, como decía mi abuelita; pues, no se usaba eso del “pre copeo”, práctica que realizan en la actualidad los jóvenes, que consiste en que, usualmente los fines de semana (preferentemente viernes y/o sábado) ya entrada la noche, se reúnan en un lugar determinado (usualmente la casa de los papás de alguno de ellos) y “que empiece el tiroteo”. Según esto, se trata de llegar ya medio entonados al “antro”, a eso de la media noche y que siga la fiesta.

A dónde quiero llegar es a establecer un paralelismo o una semejanza con la brillante idea que tuvo el “cartel de pantalón largo”, de permitir que los 12 primeros lugares de la tabla de posiciones (de un total de 18 equipos) tengan la oportunidad de contender por el título vía el “pre copeo” ¡Perdón!, vía el repechaje.

No conformes con permitir dicha falta de equidad en la competencia, como si la fase regular sirviera de poco, además, para acabarla de amolar, se suspende el torneo. Por un lado, se atraviesa la “fecha FIFA” y por el otro se da paso a la pachotada de que se enfrenten: del quinto al octavo lugar (Santos, Toluca, Puebla y Cruz Azul) en contra de los que quedaron del nueve al doce (Monterrey, Chivas, Pumas y San Luis) retardando la reanudación del certamen una semana más.

Así, los equipos que “sí hicieron la tarea”, los cuatro mejores del torneo (América, Atlas, León y Tigres) reciben a cambio, como premio, quedarse “parados” durante tres semanas ¡Maravilloso!

¿Creen ustedes que les afecte? ¿Les rompe el ritmo? ¿Les beneficia; toda vez, que llegan descansados? ¿Ayuda a que se recuperen los lesionados? ¿El respetable (público) pierde interés? ¿Termina favoreciendo a los que quedaron más abajo en la tabla? ¿Vuelve a la última fecha (la 17) más espectacular y atractiva? ¿Por qué México será el único país en el orbe entero en que se realiza dicha práctica? ¿Se pondera lo económico sobre lo deportivo? ¿Acostumbran a los futbolistas a no salir a ganar todos los partidos y a nadar de a muertito? ¿Resulta adecuado el “pre copeo balompédico? … ¡Unos genios!

“Haiga sido como haiga sido”, “nos guste o no nos guste, nos cuadre o no nos cuadre”, los aficionados pagarán los platos rotos en espera de “la gran fiesta del futbol mexicano”. Así, con el sui géneris sistema de competencia solamente hay de dos sopas: 1) de Fideos y 2) de “Jodeos” … y la de fideos … ya se acabó.

COLUMNAS ANTERIORES