Se le cargan todas las pulgas

Próximo jueves 6 de enero, tal como si se tratara de un presente de: Melchor, Gaspar y Baltazar, arranca ya el Torneo Grita México Clausura 2022, en el Estadio Alfonso Lastras de la ciudad de San Luis, en dónde los rojiblancos reciben la visita de los Tuzos del Pachuca.

Por esas cosas “normales” que ocurren en nuestro futbol, cuando nos estábamos saboreando la “revancha”; toda vez que, en la fecha uno del calendario estaba anunciada la repetición de la final del pasado torneo, León vs Atlas, resulta dicho encuentro quedó pospuesto para el 19 de enero.

Una prestigiada publicación, afirma que los favoritos para ceñirse la corona en la presente campaña son los “Rayados” del Monterrey ¡Quiero creerles!, digo, el “Vasco” tiene un título con el Pachuca, una Copa Oro con la selección y la Concacaf con los rayados, lo que, comparado con todos los años que tiene dirigiendo y considerando la cantidad de equipos en que ha militado, no lo convierte en un técnico ganador por excelencia.

La misma publicación, se toma el atrevimiento de mencionar como seguros contendientes al título a: América, Cruz Azul y Tigres ¡Brujos!, cualquiera que tenga acceso a internet puede consultar el “valor monetario” de cada una de las plantillas y llegar a la misma conclusión; sin embargo, no podemos olvidar que, en el futbol, hay equipos que hacen con dinero y hay equipos que hace con trabajo.

Y, parafraseando a la “Chimoltrufia”: “Como les digo una cosa, les digo la otra”. Resulta triste ver que a los Pumas (a mis queridísimos Pumas) les otorgan únicamente un 1% de posibilidades de resultar campeones.

Bueno, en tierra de ciegos “el tuerto es rey”, porque si a la escuadra universitaria le otorgan únicamente el 1% de probabilidades, existen otros equipos como: Necaxa, Bravos de Ciudad Juárez, Atlético San Luis, Gallos Blancos de Querétaro y Mazatlán, que, según esto, tienen nulas aspiraciones de ganar la competencia.

Y cómo quiere la directiva estudiantil que se le considere si la única “alta”, si se le puede llamar así, es la reincorporación de Andrés Iniesta, quien se fue a préstamo a la escuadra dirigida por el “Tuca” Ferreti y nos los mandó de regreso a CU.

Para acabarla de amolar Erik Lira, el último canterano que había resultado rendidor, fue vendido a la máquina celeste pretextando cuestiones económicas.

Juan Ignacio Dinenno estará suspendido para el primer encuentro del próximo domingo contra el Toluca.

Al Puma más flaco … se le cargan todas las pulgas.

COLUMNAS ANTERIORES