Astros verde y oro

La cena de gala del miércoles en el mismo Salón Castillo del hotel Presidente Intercontinental en que se llevaron a cabo las sesiones de la 59 Convención Anual del Consejo Mundial de Boxeo reanudó la convivencia entre personas de todos los continentes y sirvió para confirmar que la entidad gobernada por Mauricio Sulaimán Saldívar siempre conjunta a las máximas estrellas.

Ver a Floyd Mayweather compartir mesa con JC Chávez no es algo que se dé todos los días, sobre todo porque el público de las redes sociales se ha encargado de crear una mítica rivalidad entre ellos.

Pese a que el Covid 19 está latente, vinieron centenares de congresistas y decenas de campeones, entre quienes resaltó la reaparición de Saúl “Canelo” Álvarez en estas citas anuales.

Como lo mencionó Mauricio Sulaimán, el gesto de Álvarez, de hacer una pausa en su etapa de descanso tras cumplir con una exigente campaña que dio inicio en diciembre de 2020 y que cerró el pasado 6 de noviembre, habla muy bien de él.

Fueron cuatro peleas de campeonato del mundo en ese lapso, lo que le requirió un desgaste extraordinario en el gimnasio y habrá que sumarle el hecho de que también fue partícipe de las negociaciones de cada contienda, junto a su entrenador y socio Eddy Reynoso.

Nadie imaginaba que habría tantos seres humanos congregados en este “respiro” dentro de la pandemia y que por afortunada circunstancia llegó cuando estamos en semáforo verde, lo que permite una mayor apertura para actos de esta índole, sobre todo porque se contó con visitantes desde algunos lugares en que el virus amenaza con volver a golpear con fuerza. El protocolo fue impecable porque todos debimos pasar pruebas anticovid y las sillas en las juntas estuvieron colocadas con una separación parecida a como si estuviéramos en semáforo amarillo o naranja, además del uso de cubrebocas de manera obligatoria.

El “Canelo” dejó asombrado a Bridger Walker, a quien el tetracampeón le regaló una piñata hecha a su imagen “en traje” de peleador. Walker recibió un homenaje desde la inauguración del lunes, cuando fue felicitado por Mayweather y el primer hombre en conquistar el título Bridger creado en honor del infante estadounidense, el congoleño Ilunga Makabu. A ellos se sumaron los legendarios JC y “Mano de Piedra” Durán, algo que ya tendrá el pequeño titán para contar a sus descendientes.

COLUMNAS ANTERIORES