En La Cancha

En La Cancha

EN EL DIA DEL MAESTRO, FELIZ CUMPLE A MANOLO LAPUENTE

Toluca, superlíder la mayor parte del torneo, y Santos que tuvo ese sitio de honor algunas fechas, son los finalistas de este torneo de Clausura 2018 y creo que su combinación de estilos dará una buena final, viendo si Santos en esta tercera tiene la vencida, cayendo en las dos anteriores finales frente a los Diablos. Ambos equipos tienen y privilegian el buen trato de balón, siendo ambos curiosamente dirigidos por dos arqueros en su carrera por las canchas, como Cristante y Siboldi.

LOS GUERRERROS

Parecían desmoronarse en el Azteca con 2 en contra, con tan solo 24 minutos, pero ese mote de Guerreros saltó a la palestra y supieron manejarse después del gol de Rodríguez para tener los argumentos finalistas. Sin Djaniny, pero con un Furch espléndido en sacrificio y de espaldas al marco todo el juego, los laguneros se llevaron el pase y siguen siendo el némesis de Águilas en las Liguillas.

DIABLOS A LA SAMBU

Cuando Rubens se dedica a jugar no hay quién lo detenga. Esa inspiración que tuvo, dando lugar al hat trick de Uribe, dejó de manifiesto que cuando su cabeza está metida en el juego, dejando las calenturas a un lado, es un crack. De esas genialidades de Sambu, más un futbol armónico e inteligente, Cristante tiene a Toluca en la gran final. Ya estuvo en la de Copa donde terminó subcampeón y ahora en Liga, lo que manifiesta el buen trabajo realizado para está estabilidad. La final en casa, su Nemesio Díez, es la gran ventaja, además de que presionarán al América y Chivas, en cuanto títulos ganados, para ya meterse a los grandes, donde no los han dejado entrar, siéndolo.

ESOS 180 MINUTOS

La naturaleza propia del América y “Piojo” lleva a que las Águilas tengan traspiés en 180 minutos, en un juego a dos. Atacar, ofender, buscar y no serenarse, es el pecado que llevó el América en este semestre. En Concacaf frente a Toronto y ahora vs. Santos. De hecho, contra Pumas la claridad del primer juego fue fundamental, porque en el Azteca ya no se lució. América sí fracasó, porque en esta institución no se permite más que ser campeón y la enseñanza será aprender a manejar los tiempos, sin desbocarse por propia vocación.

PELÁEZ, EN LO SUYO

Llegó a La Máquina y como siempre acostumbra, ya se puso el overol. Anda, va, platica con Caixinha, Marcone llegó con anticipación a los exámenes médicos y ello manifiesta el compromiso de Ricardo por hacer grande a Cruz Azul en este torneo y llegar a donde su afición espera. Por lo pronto ha comenzado bien, porque lo que tiene Peláez es su pasión y su disciplina para lograr lo que se propone.

LO MISMO QUE SE SABÍA

Que Pulido no sale, que Pizarro no se ha decidido. Que por Cota no se pagará lo que se pide, que Alanís se va y que Chivas tiene el problemas que le encarecen jugadores, que quiere jugadores comprometidos, que Higuera hablará este martes de las situaciones económicas y finas, entonces para qué dar la cara con tantos temas tan ambiguos como lo hizo Gabriel de Anda, hecho que él mismo criticaba del otro lado de la mesa. Candidatear a Almeyda al Tricolor cuando ni siquiera ha arrancado el Mundial para que, lo sustancioso cerca de seis millones de dólares que entraron a Chivas por la venta de Salcedo a Eintracht.

PREGUNTA ¿Que pasará con Chivas rumbo al Mundial de Clubes?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO

Comentarios fschwartz@oem.com.mx  twitter @fersch_4

  1. Una pena lo de Marchesín con Argentina

COLUMNAS ANTERIORES