Olimpiónicos

Mexico, 2017-07-12 12:35:40 | Héctor Reyes

Hoy cumple 55 años el “César del Boxeo” Julio César Chávez, ahora convertido pilar de las transmisiones boxísticas junto a Eduardo Lamazón, quien fuera por muchos años brazo derecho del fallecido José Sulaimán en el Consejo Mundial de Boxeo, para una televisora privada con un sello que gustó a los aficionados. Se dejaron de escuchar las voces de los maestros Alarcón y Andere.

Julio César tuvo un paso fugaz por el boxeo amateur, más bien es de los casos que su desarrollo técnico no se prodigó bajo el cobijo del boxeo olímpico en Culiacán y Tijuana, esos primeros pasos que tuvieron, como principales ejemplos, a sus hermanos Rafael y Rodolfo. Por primera vez no podrán festejar juntos su cumpleaños.

A Julio César lo recuerdo en compañía de su hermano Rodolfo, con el que compartimos un día de estancia en el gimnasio en la casa de Don King, ubicada en los suburbios de Cleveland, rodeado de comunidades amish y caminos sombreados por manzanos, frutos regados por el suelo y a la distancia el rojo del otoño.

Chávez se preparaba para la pelea en contra de José Luis Ramírez, que se realizó en Las Vegas, Nevada, muy publicitada por el nivel de ambos contendientes por la unificación del título de peso ligero del AMB-CMB, el 10 de octubre de 1988.

Al llegar a la casa de Don King, estaba en la cocina de su residencia circundada por el bosque y un terreno que parecía más bien un campo de golf, la riqueza que le prodigó el boxeo. En una cerca de madera realizamos la entrevista con Julio César Chávez para un programa especial de los “Campeones Mundiales Mexicanos” y fue conducido por  el “Mago” Pedro Septién.

Era 31 de septiembre, si no mal recuerdo, Don King llegó al lugar donde estábamos ubicados con un automóvil negro convertible que le iba a regalar al mejor peleador de la historia de nuestro país. Con sus cabellos erizados, la enorme sonrisa en medio de esa inmensidad azul, y el verde matizado con el naranja de las hojas de vetustos árboles que circundaban su residencia.

King tenía un gimnasio con fotografías de campeones mundiales colgadas en las paredes, dormitorios y áreas de entrenamiento. Acompañaban a Chávez los fallecidos Cristóbal Rosas y el español José “Búfalo” Martín. En ese sitio, el boxeador invicto en 60 combates traía en brazos a su hijo Julio, apenas balbuceaba, pero ya le pegaba al costal y también a su papá, quien lo incitaba a soltar los puños.

Fuimos a comer a un lugar cercano, en dónde presencié la otra faceta de Julio, sin la presencia de los reflectores. De eso han pasado 29 años y hoy no podrán estar juntos, la persona que lo hizo fuerte. Rafael falleció a consecuencia de la delincuencia. La hija de Rodolfo, recién le dio de regaló a su tío y su papá: una bebé. ¡Felicidades, campeón!

Email: olimpionico6@hotmail.com

Twitter: @olimpionico10