En la cancha

En la cancha

Arde el Tricolor

Hay buenos resultados en cancha con Martino, pero lo que rodea a la Selección hay que solucionarlo de la mejor manera posible y sin dilatarse más tiempo. Memo Ochoa puso el dedo en la llaga, algo conocido, pero que lo diga un indiscutible, es claro. Se prioriza el negocio sobre lo deportivo y vienen las lesiones. Dejó en claro que el periodo de interinato no fue lo mejor en aspiraciones. Ya no tiembla pulso o voz para dejarse escuchar.

CH14 prendió la mecha con sus declaraciones que dio en la entrevista que le realice. Fue claro en cuanto a que los hombres de pantalón largo son los más beneficiados, mientras que los protagonistas no se les reparte por igual y tiene toda la razón. Pedir un trato justo y correcto de profesionales.

GUARDADO hoy deja en claro que no por pedir situaciones justas son divas. Simplemente, los jugadores abrieron los ojos, sabiendo cómo es el manejo en otras partes del mundo y por ello es que las exigencias se fueron al techo y no distorsionadas como llegan a la opinión pública, con esos pájaros en el alambre que manifestó Andrés, un capitán claro en la cancha y mega transparente fuera de ella, buscando que el Tricolor camine

ES INCREÍBLE que mientras TE Kloese estuvo, había rivales de altura. Ahora hemos vuelto a los de siempre, que viajan a los Estados Unidos, y es que la contratación de los partidos está ahora en manos de inexpertos, con pocos contactos a nivel internacional y con mucho camino aún por recorrer en la diplomacia futbolera.

LAYÚN volvió a mostrar su calidad humana y fortaleza para afrontar y dar a conocer el momento difícil que le ha tocado vivir. Como siempre, Miguel dio la cara para evitar especulaciones, y además dejó un mensaje objetivo de cómo ver la vida, que ayudará a muchos que estén o hayan pasado por un trauma similar en el pasado.

CONCLUSIÓN, estimo que no es malo que los seleccionados digan y exijan. El multimillonario negocio que significa la Selección, debe también dar trato a quienes la llevan a esas alturas con su idolatría entre la afición y lo que realizan ellos en el terreno de juego. Una Selección sui generis que debe cambiar formas urgentemente, de fondo.

PREGUNTA: ¿Hablar es pecado?

HASTA EL PRÓXIMO SILBATAZO fschwartz@oem.com.mx

PD. Prefiero jugadores con carácter, que sometidos.

COLUMNAS ANTERIORES
<