Recordaron al Perrito Aguayo

Mexico, 2017-03-22 11:18:49 | Redacción ESTO

POR ARTURO LÓPEZ ESCALONA

FOTOS: CORTESÍA CRISTINA AMADOR

Hace dos años el heredero del “Can de Nochistlán” perdió la batalla arriba del ring en Tijuana. Considerado como la leyenda más joven de la lucha libre mexicana, Pedro Aguayo Ramírez, conocido por todos como El Hijo del Perro Aguayo fue recordado en una misa celebrada ayer en la Parroquia del Señor de los Milagros, ubicada en San Juan de Aragón, al norte de la Ciudad de México.

Aficionados, familiares, y algunos luchadores hicieron acto de presencia, tales como “El Príncipe Maya” Canek, Halloween, El Oriental, Ayako Hamada, Chessman, X-Fly, El Hijo del Villano III, los réferis Rafa El Maya y Piero, al igual que Kahn del Mal –quien es familiar directo del extinto luchador y propietario de la marca Perros del Mal- recordó con un breve, pero emotivo discurso, a quien fuera más que su pariente, sino su casi hermano y su mejor amigo.

“El Hijo del Perro Aguayo dejó algo más que su trayectoria más allá del ring, nos dejó un poco de su corazón, un poco de sus sueños e hizo algo que él soñaba con crear una cantera con nuevos talentos y lo logró. Realmente pensamos que este dolor que sentimos a dos años de su dolorosa partida iba a mejorar un poco, pero realmente lo seguimos extrañando como el primer día”.

También puedes leer: La Bella” Fernández, lista para enfrentar a “Pequeña Lulú”

El Hijo del Perro Aguayo nació en 23 de julio en Tala, Jalisco, toda su vida la pasó junto al deporte de sus amores, la lucha libre, ya que desde pequeño era tanta su inquietud por convertirse en estrella de los cuadriláteros que a la edad de 15 años debutó como gladiador ni más ni menos que ante el ahora ídolo y súper estrella mundial, Rey Mysterio, quien por ironías del destino sería su último rival la noche del 21 de marzo de 2015 en Tijuana, Baja California, cuando el hijo de la leyenda perdió la vida arriba del ring.

“A Pedro lo conocí en su debut en Tala, en sus inicios contra Juventud Guerrera hace más de 20 años, luego llegó a la Arena México solo, luego con Héctor Garza (qepd), nos unimos Damián 666 y un servidor, y fue el boom de los Perros del Mal, vivimos muchas épocas buenas y malas. Tanto arriba como abajo del ring, el señor fue una buena persona, fue un ser humano increíble, a mí me enseñó mucho, era el más rebelde del grupo, siempre me enseñó a respetar al público y se le sigue recordando”, manifestó Halloween.

El “Príncipe Maya” Canek recordó al Perrito Aguayo como un joven inquieto que le gustaba hacer travesuras en el gimnasio, mientras su padre se preparaba. “Lo recuerdo como el niño que conocí en el vestidor, muy juguetón, muy alegre, así lo tengo en mi presencia, lo tengo en mi mente; se fue su cuerpo, pero sigue en nuestros corazones”.

Por su parte, Kahn del Mal manifestó que la empresa de los Perros del Mal se mantiene vigente gracias al  público y por ahora se mantendrá en espera. “Siempre ha habido entradas y salidas, por el momento es levantar una oración por el Hijo del Perro”.