Ángel Zaldívar, cien por ciento efectivo en los penaltis

Mexico, 2017-04-07 08:54:49 | Carlos Martínez

Foto: Érik Estrella

 

El hecho de que Ángel Zaldívar, delantero de las Chivas haya marcado el miércoles por la noche su cuarto tiro penal y lo haya acertado, es algo benéfico no sólo para el Guadalajara, sino también para la Selección Nacional, pues desde que se retiró Cuauhtémoc Blanco, no se tenía en el mercado nacional a un jugador tan efectivo en este sentido.

Y es que el chiverío adolecía de un cobrador desde los once pasos que las metiera todas, actualmente. Desde el “Maestro” Benjamín Galindo, no había un tipo que se plantara con tanta personalidad y que con el hecho de pararse frente al marco se supiera que la metería al fondo de las redes.

Almeyda probó antes con Carlos el “Gullit” Peña, la “Chofis” López, e incluso con el goleador internacional, Alan Pulido, pero ninguno le llenó el ojo, pues erraron a la hora buena.

También puedes leer: Miguel Herrera sufre ante el América

Fue así, que le dio la responsabilidad a Ángel Zaldívar y el chamaco ha tenido el acierto de clavar los cuatro disparos, sin siquiera tener opción los arqueros rivales, por lo bien cobrados y colados de sus disparos.

En el Clásico tapatío, en la victoria de 2-1 sobre el Atlas, en la fecha 6, el playera 14 engañó por completo a Ustari y anidó su primer penal en el torneo y colaboró para obtener tres puntos.

También puedes leer: “Pietra” explota contra Chivas TV; Higuera responde

Una semana después, en la Jornada 7, Chivas enfrentó al acérrimo enemigo, el América y de la misma forma, por el mismo lado izquierdo, la clavó el chamaco en la puerta de Marchesín, para darle la victoria al Rebaño sagrado, en el Clásico Nacional.

En fila, en la ocho, el Ángel del Guadalajara engañó a Moisés Muñoz, pero por la derecha, para lograr su tercera anotación.

Y luego de que no había participado en la Copa MX, se manifestó en la semifinal contra Monterrey y su gol de penalti le dio el pase a la disputa por el título nuevamente, al Guadalajara. Ahora fue el ecuatoriano Domínguez la víctima, al engañarlo también y meterla por el lado izquierdo.

Cuatro de cuatro, efectividad al máximo, en un equipo que no podía confiar en un jugador para anotar penaltis y ahora, hasta a nivel Tricolor ilusiona, pues Juan Carlos Osorio a corto, mediano o largo plazo podría tener a un matón desde lo 11 pasos.