Gran Premio de Estados Unidos 2005: el momento más vergonzoso en la historia de la F1

ÁLVARO ZALDAÑA

FOTO | MEXSPORT

Resulta irónico que el mercado que más le ha costado conquistar a la Fórmula Uno sea el de los Estados Unidos. El país que es una de las mayores potencias del mundo y que tiene una gran afición por deportes extremos, así como una larga tradición por la velocidad como la IndyCar Series y la NASCAR, parecería ser ideal para para que “el gran circo” funcionara más que bien, aunque no siempre ha sido así.

TE RECOMENDAMOS: ¡Vuela en Miami! ‘Checo’ Pérez fue el más rápido en la tercera sesión de pruebas

Uno de los motivos es la poca expectativa que tenían los aficionados estadounidenses por la F1, a la que muchos consideraban un espectáculo monótono donde casi no había rebases, además de estar acostumbrados a los circuitos en óvalos y no los trazados dinámicos. Aunque también uno de los factores importantes fue el vergonzoso episodio que se vivió en el Gran Premio del 2005.

La sede de la fiesta del “gran circo” en Estados Unidos regresó a Indianápolis en el 2000 y durante 4 años no hubo problemas en las carreras, hasta que llegó el 2005. Previo al fin de semana del Gran Premio a los organizadores se les ocurrió repavimentar la pista del Motor Speedway y con esa decisión comenzarían las complicaciones.


Durante las primeras prácticas libres del viernes, el piloto de Toyota Ralf Schumacher, hermano del legendario Michael, sufrió un aparatoso accidente en la curva 13 luego de que su neumático izquierdo reventase y se estrellara con el muro. El choque le ocasionó dos fracturas en la columna y lo dejó fuera del GP.

Tanto la Federación Internacional del Automóvil (FIA) como el fabricante de neumáticos Michelin, los cuales tenía Ralf al momento del impacto, realizaron una investigación que determinó que la curva 13 presentaba una inclinación que las llantas no podían soportar, por lo que la empresa de ruedas declaró que no podía garantizar la seguridad de los pilotos; de los 20 participantes, 14 eran sus clientes.

Michelin intentó realizar algunos acuerdos para aumentar la seguridad de los monoplazas, como implementar una chicana en esa curva o que se pudiera hacer un cambio de llantas cada 10 vueltas, algo que en ese momento estaba prohibido, pero Jean Todt, entonces presidente de la FIA rechazó cada una de las propuestas.

La clasificación se llevó con normalidad el sábado, pero el ambiente entre los pilotos y las escuderías era tenso. Ninguno quería poner en riesgo su vida pero la F1 y la FIA los estaban obligando a correr para no tener que afrontar multas.


El día de la carrera llegó y tras la vuelta de calentamiento al Speedway los 14 monoplazas que utilizaban llantas Michelin se fueron directo a pits, pues ante la falta de seguridad se reusaron a correr. Los organizadores trataron de convencerlos de participar, pero tras su negativa y ante la sorpresa de los más de 375 mil espectadores en el inmueble, se decidió llevar a cabo el Gran Premio de los Estados Unidos con tan sólo los seis bólidos que utilizaban neumáticos Bridgestone y que no habían presentado fallas.

El momento quedó marcado cono uno de los más vergonzosos y humillantes de la Fórmula Uno, pues se entiende que pusieron el negocio por encima de la vida de los pilotos. El pobre espectáculo de solamente ver a un cuarto del total de pilotos en la pista fue decepcionante para el público, que silbaron y reclamaron lo que estaban viendo, además de abandonar casi en su totalidad antes de que finalizara la carrera. Algunos canales de televisión alrededor del mundo, como Telecinco de España, decidieron suspender la transmisión de la carrera ante el pobre rating por la falta de interés de los espectadores.

El GP de los Estados Unidos finalizó con Michael Schumacher como ganador, seguido de Rubens Barrichello en segundo puesto y Tiago Monteiro en tercero.

Días después Michelin pidió perdón a los aficionados y les rembolso el costo de su boleto para el GP del siguiente año, que también sería el último que la empresa trabajaría con la F1. Asimismo, la FIA quiso sancionar a los 14 pilotos, sus escuderías y sus integrantes por no participar, pero después se decidió revocar los castigos.

En el 2006 se corrió el último Gran Premio en Estados Unidos antes de una pausa de seis años, hasta que llegó Austin y el cambió se notó. Poco a poco la F1 conquista el mercado de las barras y de las estrellas a tal punto que en el 2022 se correrá el GP de Miami y en el 2023 tendrás tres carreras cuando se sume la competencia de Las Vegas.

POS PILOTO ESCUDERÍA

1 Michael Schumacher Ferrari

2 Rubens Barrichello Ferrari

3 Tiago Monteiro Jordan-Toyota

Recibe vía WhatsApp todas nuestras noticias deportivas, manda la palabra ALTA en este enlace

  🔊Escucha nuestro podcast🔊

Leclerc decidido a espantar su mala suerte en el Gran Premio de Mónaco

El piloto de Ferrari espera este año si poder triunfar en casa

"Igual lo hubiera adelantado": Verstappen sobre 'Checo' Pérez

Según Max, aunque Pérez no hubiera hecho caso al equipo, igual hubiera quedado en segundo lugar

“En Mónaco viví mi peor momento en la F1”: ‘Checo’ Pérez

El volante tapatío sabe que desde la clasificación prácticamente se define el resultado de la carrera monegasca

¡Todo listo para el Speedfest 2022! ¿Qué categorías estarán y cuánto cuesta?

Uno de los mejores eventos de automovilismo vuelve después de la pausa por la pandemia

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
NEWSLETTER ESTO
NOTICIAS